En un breve acto sin autoridades ni medios, por petición del adjudicatario, la Fundación Construirnos entregó los planes 127, 128 y 129 de su historial, ejecutados en una misma casa que será la vivienda propia de su flamante poseedor: Raúl Nazzi. Con esta posesión, ya son 10 los planes otorgados en 2024. La vivienda se ubica en la calle San Luis Nº 150.

En representación de la fundación, asistieron Federico Díaz (Presidente), la administrativa Araceli Díaz y las arquitectas Daniela Alesso (a cargo del diseño y la dirección técnica) y Agostina Scotta.  La concurrencia se completó con la presencia del adjudicatario.

Fue un acto prácticamente informal, sin discursos y que consistió básicamente en una amistosa charla de entrecasa. No obstante, se le agradeció al Señor Raúl Nazzi por haber confiado en la Fundación para canalizar sus ahorros y convertirlos en una edificación habitable de 200 metros cuadrados.

Federico Díaz hizo entrega de las llaves al nuevo titular del bien y, posteriormente, le proveyó un limonero, reinstalando la costumbre de regalar dicho cítrico a cada casa a inaugurar. Según la filosofía milenaria china, se lo relaciona directamente con la buena suerte y la buena fortuna. En lo que respecta a la utilidad concreta de dicha planta frutal, se destaca por ser una gran fuente de vitamina C, una fruta con propiedades antioxidante que fortalece el sistema inmune, es diurético y promueve un sistema cardiovascular saludable.

Para quienes tienen jardín, contar con un limonero en el hogar no solo permite el ahorrar dinero de los limones, sino que también ayuda a eliminar sustancias químicas que son perjudiciales para la salud. Ayuda a proporcionar sombra y refrescar el ambiente. Se destaca por tener hojas que brindan aroma cítrico, que también actúa como repelente de insectos.

Más allá de estas propiedades, el propósito de la Fundación con esta actitud, es reinstalar la sana costumbre de nuestros abuelos que en sus patios tenían árboles frutales y huertas, contribuyendo de modo muy especial al consumo familiar.  

A continuación, Díaz y Nazzi, procedieron al corte simbólico de cintas. Finalmente, se efectuó un recorrido por la amplísima vivienda en la que se observaron muchos detalles arquitectónicos originales como la distribución de los ambientes, sanitarios, dormitorios (uno con baño privado y vestidor), cocina, garaje, galería, parrillero y lavadero. Los diseños de las aberturas y la armonía de los pisos y colores, constituyen otro de los rasgos sobresalientes.

La semana próxima, posiblemente, se proceda a la entrega de un nuevo plan ejecutado, sobre un total de 270 planes suscriptos por los asociados de la entidad.

Deja un comentario

X